Paz mundial

La Asamblea General de la ONU declaró, en el año 1981, que el 21 de septiembre sería «proclamado y observado oficialmente como Día Internacional de la Paz, para conmemorar y fortalecer los ideales de paz en cada nación y cada pueblo y entre ellos» Sin embargo, la paz debe cosecharse todos los días desde nuestro interior por ello aquí les dejo la oración que San Francisco de Asís nos enseñó:

“Señor,

hazme un instrumento de tu paz:
donde haya odio, ponga yo amor,
donde haya ofensa, ponga yo perdón,
donde haya discordia, ponga yo armonía,
donde haya error, ponga yo verdad,
donde haya duda, ponga yo la fe,
donde haya desesperación, ponga yo esperanza,
donde haya tinieblas, ponga yo la luz,
donde haya tristeza, ponga yo alegría.

Oh, Señor, que no me empeñe tanto
en ser consolado como en consolar,
en ser comprendido, como en comprender,
en ser amado, como en amar;
porque dando se recibe, olvidando se encuentra,
perdonando se es perdonado,
muriendo se resucita a la vida .
Amén”.