ANTONIO JOSÉ GARBI GONZÁLEZ: EL INOCENTE DEL TOCUYITO

enero 27, 2019

Capture+_2019-01-20-14-26-12-1 (1).png
Por Nasbly Kalinina
“No te dejes vencer por el mal antes bien, vence al mal con el bien” Juan Pablo II

El 3 de enero Antonio José cumplió 28 años, la señora Carmen logró visitarlo el domingo siguiente, le llevó una torta y varios regalos que el joven agradeció infinitamente con un largo abrazo: “Gracias mamá, aunque no se hubiera molestado, sabe que para mí la mejor bendición es verla.” Al lado de su madre se sentía como un niño feliz y protegido.
Mientras siente el cuerpo de su hijo, Carmen lamenta que estuviera perdiendo los mejores años de su vida encerrado por seguir el ejemplo de sus antepasados al revelarse en contra de un régimen opresor. Sin duda, los Garbi pertenecen a una línea de patriotas, luchadores e intelectuales de nuestra nación. Su tatarabuelo, el General Giuseppe Garbi Milliani, murió acribillado por defender el gobierno de Andrade contra los soldados de Cipriano Castro; su bisabuelo, Don José Amadeo Garbi Galli, es el autor del himno del estado Apure; su abuelo, el Capitán José Amadeo Garbi Sánchez estuvo preso por levantarse en contra de Juan Vicente Gómez y su papá Antonio José Garbi Fernández está secuestrado desde el 2007.
Al intuir los pensamientos de Carmen, Antonio José la consoló recordándole que la justicia de Dios pronto llegará y que estarán juntos en libertad nuevamente. “Ya verá que las cosas van a cambiar, pero hay que tener paciencia y dar lo mejor de nosotros en cualquier parte en que nos encontremos. Mire, aquí estoy enseñando a leer y a escribir a muchos muchachos que no tuvieron la bendición de unos padres como ustedes. Ya varios aprendieron el abecedario y muchos otros leen sin ayuda. Así que levante el ánimo mi vieja amada porque usted es mi motor para aguantar este encierro”.
En prisión Antonio José logró crecer espiritualmente entregándose a la oración continua y aceptando los designios de Dios. El recuerdo de sus ancestros también lo animaban, sobre todo la de su papá a quien espera volver a ver con vida: “Tengo que salir de aquí y rescatarte”, se repite una y mil veces.
A Antonio José lo acusaron injustamente y sin pruebas de haber matado a un oficial de la Guardia Nacional, lo sacaron de su casa cuando estaba de reposo por un accidente laboral, lo privaron de libertad y lo expusieron tanto a él como a su madre al peor viacrucis de sus vidas mientras aún lloraban el secuestro de Antonio José Garbi Fernández. Por todo ello exigimos su libertad.

#QueSeHagaJusticia #LiberenAGarbi #LiberenATodosLosPresosPolíticos
Sígueme en las redes: @nasbly